Image for post
Image for post

Salir por la tienda del museo

Pasar por la tienda del museo al terminar la visita, se ha convertido en una acción imprescindible en la experiencia de ir a un museo. Tal vez entras con la intención de comprar el catálogo de la exposición que acabas de ver y que te emocionó tanto y sales con eso y otros objetos de diseño súper originales que te encontraste en el camino. Las tiendas de museo fascinan porque tienen un montón de objetos únicos o que difícilmente se encuentran en otras tiendas, y es que son seleccionadas con lupa por expertos en arte y diseño.

En tiempos COVID los museos se han quedado sin visitantes y en consecuencia, las tiendas de museo sin compradores. En muchos casos, las tiendas representan importantes entradas de recursos para los museos, además de ser fuente de empleo y de divulgación de la cultura a través de todo tipo de objetos. Por eso invitamos a tiendas de museo a ser parte de la Comunidad USO y les dedicamos este texto.

Las primeros espacios de venta en museos surgieron a finales del siglo XIX, aunque no eran para nada como las tiendas que conocemos hoy, consistían simplemente en modestos mostradores donde la gente podía adquirir reproducciones baratas. En el Met de Nueva York, por ejemplo, muy poco después de inaugurar en 1872, los fideicomisarios mandaron a hacer grabados de obras de antiguos maestros y los exhibieron junto a las piezas originales. De esta manera la gente podía comprar copias de obras de arte y colgarlas en su casa tal como estaban en el museo, pero claro, a precios incomparables. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos museos comenzaron a abrir sus tiendas, aunque fue hasta la década de los 80 que la idea se popularizó, convirtiéndose en importantes generadores de recursos para el sector.

Poco a poco las tiendas han ido diversificando los productos que venden, además de que empezaron a ser gestionadas por profesionales que han convertido estos lugares en casi una extensión de las salas del museo. Hoy en día es común encontrar desde promocionales del museo y sus exhibiciones, en forma de pósters, postales, tazas, lápices o libretas, hasta toda una serie de objetos de diseño para uso cotidiano como ropa, joyería, utensilios del hogar o muebles; además, son librerías especializadas donde se puede encontrar una gran cantidad de títulos dedicados a temas de arte y cultura. Dependiendo de la vocación del museo y del público que los visita, la tienda puede tener una línea distinta, algunas están enfocadas a objetos de la cultura contemporánea, otras ofrecen objetos tipo “souvenir” dirigidos a público extranjero y muchas hacen colaboraciones únicas con talentosísimos diseñadores, artistas y artesanos.

Y claro, ¿quién no quisiera adquirir una obra de los museos? ¿A quién no le gustaría tener una pieza así en su casa? Desafortunadamente, éstas no están a la venta. Sin embargo, sus tiendas son las encargadas de alimentar a ese fetichista que llevamos dentro con otra clase de artículos increíbles que no sólo nos permiten poseerlos, sino también regalarlos a nuestros seres queridos. Sobre todo ahora que la época decembrina ha llegado junto con la Incertidumbre de qué obsequiar, ¿y qué mejor opción que regalar Arte para la vida?

Entra aquí y explora la oferta de tiendas como el Tamayo, el Amparo o el MUAC.

Written by

Nuevos mercados para el arte y la cultura.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store